90% DE HOSPITALES Y CLÍNICAS DE PERÚ PIERDEN HASTA EL 30% DE SU PRESUPUESTO AL NO EMPLEAR LAS TIC´S

 

Alrededor del 90 por ciento de hospitales y clínicas del país, estarían perdiendo hasta el 40 por ciento de sus presupuestos al no implementar plataformas tecnológicas modernas, que automaticen toda la gestión de su sistema.

Si bien con la irrupción de las nuevas tecnologías de la comunicación e información (TIC´s) en todos los ámbitos de la sociedad, diversos sectores han adaptado a sus sistemas mejoras tecnológicas. Tal parece que en el campo de la salud –al menos en el  peruano- este proceso camina en velocidad inversa al vertiginoso avance de la ciencia y tecnología.

Precisamente, ese caminar paquidérmico del 90 por ciento de los nosocomios del país –entre públicos y privados-, les está generando pérdidas que van desde el 30 al 40 por ciento en sus costos hospitalarios, frente al 10%  de establecimientos sanitarios que ya han empezado a reducir, en igual porcentaje, sus gastos presupuestarios al hacer uso de las TIC´s.

Puesto que mientras los primeros recurren al uso de aplicaciones sencillas, que –únicamente- operan alrededor de sus cajas y la facturación, los del segundo grupo utilizan soluciones informáticas integrales, que automatizan e integran todos los procesos asistenciales, desde consultorios médicos hasta quirófanos,  interconectándolos entre sí.

Asimismo, los hospitales o clínicas que continúan con aplicativos antiguos están perdiendo, en base a las estadísticas manejadas por la firma Lolimsa, principal proveedora de tecnologías para la salud en el país, alrededor del 15 por ciento de sus costos, debido a controles ineficientes de sus insumos médicos, reflejados en pérdidas de medicinas y reactivos o vencimiento de los mismos por negligencia humana.

Tratándose de los tiempos de atención empleados, aquellos establecimientos sanitarios que no han modernizado sus sistemas estarían perdiendo entre 10 a 30 minutos más en la consulta ambulatoria, un promedio de 3 o 4 minutos por cada paciente.

De otro lado, destaca el factor humano. Considerando el actual panorama de modernización del sector salud,  solo una de cada diez personas enfermas han disminuido su consumo de medicamentos, incrementado su expectativa y mejorado su calidad de vida, entre un  20 a 30 por ciento, dado la lenta instalación  de las TIC´s en los establecimientos médicos.

Al respecto, el ingeniero Rolando Liendo, CEO de Lolimsa nos refiere que “si las personas aumentan sus niveles de azúcar en la sangre, se tendrían –en algunos años- más diabéticos”, lo cual se controla –fácilmente- con la implementación de este tipo de tecnología; al punto que se le puede efectuar un seguimiento más eficiente al paciente, realizarle análisis oportunos, reducir la incertidumbre de la aplicación de medicamentos e identificar tendencias endémicas.

Aunque no estamos tan solos, puesto que ocupamos una posición intermedia en cuanto a desarrollo de la salud electrónica en nuestros nosocomios, en comparación con los demás países de la región latinoamericana; el mayor desbalance se da entre los establecimientos sanitarios públicos y los privados, teniendo los hospitales un desarrollo muy por debajo de las clínicas, equivalente al  10 % frente a un 20% de implementación de TIC´s en el segundo grupo.

Aun con todo, se espera que –en los próximos cinco años- al menos el 50 por ciento de los establecimientos médicos amplíen su tecnología. Además de que se avizoran otros cambios en este sector, como la profesionalización en gerencia de la salud.

Antes los doctores eran los antiguos gerentes, en un futuro se espera que quienes conduzcan los hospitales o clínicas sean médicos especializados en Management o profesionales expertos en administración, quienes trabajarán las finanzas, logística, recursos humanos y –por supuesto- las tecnologías de la información, desde un punto de vista técnico-administrativo, indicó el ingeniero en informática Rolando Liendo.

Mayor información, consultar con el Área de Comunicaciones de Lolimsa
2247070